Estados Unidos necesita de México.

Posted on


“¡Pobre México! Tan lejos de Dios
y tan cerca de Estados Unidos”
Porfirio Díaz

El sector agrícola es de suma importancia para nuestro país, ya que somos líderes en la producción mundial de algunos alimentos como aguacate, limón, carne de cerdo, carne de res, café y huevo. Muchos de estos productos son exportados principalmente a Estados Unidos, quien consume el 80% de las frutas y legumbres, el 63% de productos del mar y el 58.5% de productos cárnicos exportados por nuestro país.

A ello se suma que México es el primer consumidor de maíz y soya, y el segundo de carne de res, producida en Estados Unidos, lo que hace que miles de personas dependan del intercambio comercial de productos agrícolas entre nuestros países, que existe gracias al Tratado de Libre Comercio.

Por ello ante las amenazas del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de cancelar este tratado, diversos Senadores de ese país han manifestado su preocupación ya que el rompimiento de las relaciones comerciales no sólo afectaría la economía mexicana sino la del vecino país.

El Presidente Donald Trump sabe de la importancia que México tiene para su país, por ellos tarde o temprano tendrá que negociar, no desde una óptica de imposición sino reconociendo el beneficio mutuo que una relación cordial entre nuestros países genera.

No obstante, México debe estar preparado para los cambios en las políticas de Estados Unidos y reducir nuestra dependencia económica con este país a través de la apertura de nuevos mercados con otros países que buscan los productos mexicanos por su alta calidad y por ser saludables en virtud de que nuestros productos no son alterados genéticamente.

Por ello, recientemente el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto anunció la apertura del campo mexicano mediante un plan estratégico que abarca a 160 países, dentro de los que se encuentran mercados exigentes en requerimientos de sanidad y calidad como Australia, Japón, China y el Congo Belga.

Estas medidas, sumados a que hoy el campo mexicano ha incrementado su producción en casi 11% durante la administración actual, permitirán detonar el crecimiento del sector agropecuario, blindar nuestra economía, garantizar que los productos mexicanos tengan mercado aún si Estados Unidos decidiera ya no comprarnos, y traer mayores inversiones que incentiven el desarrollo nacional.

México es un gran país, que cuenta con las condiciones para ser competitivo y poder entablar nuevas relaciones comerciales con otras naciones. Esto deberá tomarlo en cuenta Estados Unidos si quiere continuar con los beneficios que actualmente ambos países recibimos derivados de nuestra vecindad y relación comercial de varias décadas. México necesita a Estados Unidos tanto como Estados Unidos necesita a México. Donald Trump deberá escuchar a muchos sectores de su país que se pueden ver afectados y mesurar su mensaje de odio y proteccionismo que en nada abona a fortalecer el crecimiento de ambos países.