Marihuana medicinal

Posted on


“El deseo de sanarse ha sido
siempre la mitad de la salud.”
Séneca.

En los últimos años, el uso de marihuana, ha sido objeto de amplios debates que han propiciado que tengamos más información sobre las propiedades de este producto y que se revisen las leyes que prohíben su producción, comercialización y consumo.

En México, el tema no ha estado exento de discusión e incluso ha sido debatido por los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que, en el 2015, autorizaron que cuatro personas consuman esta sustancia con fines recreativos.

Un caso que llamó la atención de medios internacionales, fue el de Grace, una niña de tan sólo 8 años de edad que desarrolló una variante de epilepsia infantil de difícil manejo y ha llegado a sufrir hasta cuatrocientas convulsiones al día.

Sus padres, Raúl y Mayela, a finales del año pasado se convirtieron en los precursores en México del uso terapéutico de la marihuana, después de haber logrado que las autoridades de salud les permitieran importar un jarabe que contiene cannabis y que ha logrado que las crisis de Grace se reduzcan en un 80 por ciento.

Bajo este contexto, a principios del 2016, el Gobierno de la República realizó una serie de cinco foros sobre la marihuana que derivaron en que el Presidente Enrique Peña Nieto presentara una reforma que planteó permitir el uso medicinal de esta sustancia.

Esta reforma ya ha sido aprobada por los senadores y el pasado viernes 28 de abril nos tocó a los Diputados Federales hacer lo propio.

Al respecto, es importante señalar que el propósito fundamental de la reforma, consiste en modificar el marco normativo que actualmente tiene un enfoque eminentemente sancionador, para ubicar a las personas y no a la sustancia, en el centro de la problemática, de ahí que se haya tomado la decisión de que la marihuana sólo pueda usarse con fines médicos y científicos.

De esta manera, los Diputados aprobamos que la Secretaría de Salud se encargue de diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de la marihuana, así como normar la investigación, la producción nacional y la importación de sus productos farmacológicos.

Para ello, fue necesario eliminar la prohibición de producir, comercializar y consumir esta sustancia y reconocimos su valor terapéutico. No se trata de ninguna manera, de una medida que ponga en riesgo la salud de las personas, por el contrario, tiene el propósito de facilitar el acceso a productos que mejoran la calidad de vida de personas cuyas condiciones de salud hacen necesario su consumo, por lo que su uso será estrictamente controlado.

Esta reforma es histórica y permitirá que personas con padecimientos graves como la epilepsia puedan acceder a otras alternativas de tratamiento que les permita gozar de una mejor calidad de vida.